Comemos

Quinoa con calabaza, rico rico

14 junio, 2016 • Por

La quinoa ha entrado en nuestra vida por la puerta grande. Estábamos mi hermana y yo leyendo las propiedades de los super alimentos y con la Q, apareció la quinoa, ese cereal del que habíamos escuchado maravillas pero que creíamos que se cocinaba con chorizo (como las buenas lentejas) o en sopa (como la comen normalmente los peques en el comedor escolar). Entonces llegó “mi paco”, el mejor cocinero del mundo y nos puso a toda la familia manos en la masa: prepararíamos un rissotto de quinoa con calabaza. ¡Delicioso!

planes niños tudela

La quinoa es rica en casi todo

ES un elemento ideal para celiacos, por su ausencia de gluten (y ya sabéis  que somos muy fans de las recetas gluten free). Con un alto contenido en fibras, que la hacen más saciante, además de ayudar al tránsito intestinal; muy pocas calorías, ideal para dietas de reducción de peso o personas con diabetes. Es buena para ayudar a controlar el colesterol, para aumentar los niveles de hierro en sangre y destaca por su aporte en fósforo, calcio y magnesio y potasio. Y además, mezclada como esta receta, tiene un puntito dulce que nos gusta un montón.

Ingredientes del Rissotto de Quinoa con Calabaza

planes familia tudela

  • 75 gr. de quinoa
  • Caldo de verdura (el doble que gramos de quinoa)
  • 200 gr. de calabaza
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 1 calabacín pequeño
  • Medio vaso de vino blanco
  • Queso parmesano rallado (un trozo grande o una cuña)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

1.Primero, troceamos la cebolla, el pimiento verde y el calabacín.

2. Ponemos la cebolla y el pimiento a sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando estén pochados, ponemos  el calabacín.

3. Mientras se van haciéndo, cortamos la calabaza en cubitos, tras haberla lavado y pelado, y la echamos para que se rehogue con el resto.

planes niños tudela

4. Lavamos bien la quinoa para quitarle el almidón (igualito que el arroz), y la echamos, removiendo bien para que se mezclen los sabores con los de las verduras de la sartén

5. Tras 1 minuto, añadimos el vino blanco, subiendo el fuego y removiendo hasta que se evapore.

6. En este momento, echamos el caldo poco a poco. En este caso, para 75 gr. de quinoa, utilizaremos 150 de caldo, aunque el resto lo reservamos cerca, porque se consume muy rápido y hay que añadir constantemente hasta que la quinoa se acabe de hacer

7. Es el momento de salpimentar al gusto y removerlo todo.

8. Una vez consumido el caldo, rallamos por encima el parmesano y seguimos dando un par de vueltas más, para que se reparta fundido por todo el rissotto.

planes niños tudela

9. Y por supuesto, cuando lo sirvas, calentito, puedes rallar más queso por encima

Sencillo y muy rico. ¿cuál es la excusa para no probar la quinoa y añadirla a vuestra dieta desde hoy mismo? 

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!