Salimos

8 consejos para esquiar con niños en Andorra

1 febrero, 2018 • Por

No os voy a contar las bondades del esquí (no puedo ser objetiva, que me gusta un montón) ni es un post de esos de animarse a esquiar con niños, que ya os contaba el año pasado cómo hacerlo a precios razonables.

Hoy quiero ir al grano (te voy a meter manooooo…. ¡ay, no, que me voy!) y te voy a dar 8 consejos, humildes y desde mi experiencia, por si estas pensando en esquiar con niños en las próximas semanas en Andorra, el País de las Nieves (y de los atascos los domingos, no lo olvides).

1. Elige bien las fechas

Lo primero de todo, elige bien las fechas. Las ofertas son inmejorables, es difícil esquiar a esos precios (alojamiento+forfait) en alguna estación de España. Las agencias tienen concertados precios muy buenos y puedes pasar 3 días, por ejemplo, por 200€ con hotel+media pensión+forfait. Quitando la semana de Reyes (primera de enero) o la semana blanca de los franceses (Andorra está lleno de franceses, rusos y españoles, claro), hay fechas muy buenas.

Busca en webs como Traventia o Esquiades, seguro que aciertas.

con niños en andorra

Vista de Canillo, uno de los pueblos con acceso a Grand Valira

2. Alojamiento con transfer a pistas

Así como en otras estaciones de esquí hay mucha diferencia entre alojarse en apartamento o hacerlo en hotel, quizá en Andorra sea dónde menos se nota, así que si puedes permitírtelo, reserva un hotel. El esquí es cansado y mucho mejor llegar al alojamiento y que todos puedan descansar.

Puedes alojarte en la zona de la Andorra La Vella o en alguno de los pueblos que hay subiendo hacia las pistas, que disponen de accesos mediante telecabinas hacia la estación de Grand Valira. Normalmente los hoteles disponen de parking propio, pero suele ser muy caro.

Así que si pillas parking público, que es más económico, lo mejor es no mover el coche en todos los días y aprovechar el transfer del hotel: una furgoneta que te llevará hasta el telecabina, con tus botas puestas y todo preparado.

Me parece una genial opción, no tener que buscar aparcamiento en la zona del telecabina, caminar hasta los remontes con tus esquís y mochila y con los del resto de la familia, no conducir con las colas que se forman a la subida o a la bajada… Merece la pena buscar un hotel que disponga de este servicio.

Nosotros, en los últimos viajes nos hemos alojado en el Hotel Roc Meler (Canillo, con acceso a pistas con el transfer en 5 minutos y a cualquier hora del día), una gozada de hotel (lo anuncian como lujo accesible y con toda la razón) y en el Tulip Inn Andorra Delfos (en Andorra mismo, con transfer a El Tarter o Soldeu, en más o menos 20 minutos, aunque con menos horario de subidas y bajadas) un hotel más normalito que el anterior pero que cumple bien con lo que se espera de un hotel económico en Andorra. 

3. Elige un acceso con pistas de iniciación y escuela de esquí

Fundamental si tus peques están aprendiendo a esquiar es que el acceso a la estación tenga escuela de esquí, es decir, que no haya que coger un nuevo remonte o esquiar hasta otra zona para los cursillos. Nosotros siempre esquíamos en Grand Valira, así que no puedo hablarte de Ordino-Arcalis, el otro dominio esquiable del país (Su, de Webos Fritos, suele esquiar allí con sus hijas y cuenta maravillas).

Dentro de Grand Valira, a mí me parece genial el acceso de El Tarter, con la escuela allí mismo y la pista del Circus, estupenda para los peques. Este año accedíamos por Canillo, pero me gustan más otros accesos.

esquiar con niños en andorra

Zona del Circo, en El Tarter (Grand Valira)

4. Lleva bocadillos de casa (o del hotel…) y pídeles un caldo

Tras el cursillo, lo mejor es que vayáis todos a comer, pero sin dejaros la extra de diciembre y la de junio en comidas. Mejor un bocadillo de casa, que podéis comeros en las terrazas o disimuladamente en los restaurantes mientras os tomáis un caldito reconfortante, este sí, pedido en la barra. Y a hacer otro par de bajadas.

Una de las zonas para descanso y bocata (¿ a qué dan ganas de quedarse allí?)

5. Como dice un amigo que sabe mucho de esto: en el esquí, cumple siempre la Regla del 3

No esquíes más de 3 días seguidos, no esquíes más de las 3 de la tarde y las 3 últimas bajadas, te sobran 😉

Esto, con los niños, a rajatabla. Si se agotan en exceso (o nos agotan a nosotros, que suele ocurrir antes) el resto de la tarde o el día siguiente pueden ser un infierno. Y en Andorra, el apreski o post esquí es intenso.

Avenida Meritxell, la calle de las compras en Andorra

6. Dales un presupuesto para el apreski y que se racionen los chocolates

Andorra con niños es mucho más que esquiar. Son tardes de paseo por las calles del centro de Andorra La Vella, llenas de tiendas con todo lo imaginable. Así que mejor un presupuesto y un planning: una tarde miramos ropa o material de esquí o algún capricho, otra tarde nos dedicamos a comprar chocolates, galletas y quesos y otra tarde (si es que no cumplís la regla y esquiáis más de 3 días seguidos), podéis visitar alguno de los pueblecitos chulos que hay en la zona de Ordino y Vallnord, el otro valle esquiables en el País de las Nieves. 

7. Caldea, ¿es para niños?

No voy a dar rodeos: no, no es para niños. Caldea es una balneario urbano, pensado para adultos, lleno de adultos. Tiene piscinas de agua caliente, saunas húmedas y secas, piscinas al aire libre, baños de contraste, salas para masaje…

Poneros en la piel de alguien que vaya sin niños, a relajarse un rato. ¿os gustaría que aquello estuviera lleno de chiquillos? Aunque tienen su propio espacio, creo que no merece la pena. Y tampoco me acaba de convencer eso de darles a los niños sus propios tratamientos de manicura, pedicura, mascarillas faciales…

¿Te sobran 27€ para cada niño por 3 horas de spa y te hace gracia que lo prueben? Pues adelante.

Imagen de la web de Caldea

8. Si tienes que volver a casa el domingo, sacrifica alguna hora de esquí

Hazme caso (por lo que más quieras). Andorra solo tiene una carretera de entrada y salida del país hacia España. Más dos pasos fronterizos, uno andorrano y otro español. En el primero, cuando sales del país, no suelen parar a los coches. Pero en el segundo sí. (Pregunta en los supermercados cuánto tabaco o alcohol puedes sacar del país, no la vayas a liar…)

Eso sumado a que todo el mundo acaba de esquiar sobre las 4 y para las 5 de la tarde está en la carretera, en la única que hay. ¡Imaginad las caravanas! La última vez tardamos 3 horas en salir del país. Con niños, puede ser lo más parecido a una tortura china. 

Así que el domingo, esquiad solo hasta la 1, bocadillo y vuelta a casa.

¿Cuántos os animáis a disfrutar de la nieve en Andorra? Nosotros seguro 🙂

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!