El Hotel Roc Meler es como nuestra casa en Andorra. Hemos estado unas cuántas veces ya, en invierno, para la temporada de esquí y ahora en verano, con toda la familia, disfrutando de una Andorra diferente.

Un hotel para familias

El Roc Meler está en el municipio (allí lo llaman parroquia) de Canillo, uno de los accesos a la estación de esquí Grandvalira. Está situado en la ladera de la montaña, dominando parte del valle. Por eso las vistas son espectaculares.

Es un hotel para familias, con habitaciones grandes, amplias, con capacidad para 4, 5 o 6 personas. Pero lejos de notar el bullicio de los grandes hoteles llenos de niños, este hotel está diseñado de forma que las habitaciones y pasillos son tranquilos, sumidos en un ambiente relajante, propiciado por los vapores y aromas que emanan de la planta -6, dónde está el spa.

Un hotel para relajarse y disfrutar

Aunque vayas con los peques, seguro que vas a encontrar momentos para tí: en el spa, el jacuzzi y las saunas, de libre acceso (dentro del horario marcado).

O en el Iris Pub, dónde puedes tomar algo, comer o cenar mientras los peques están jugando en el parque de bolas, en el billar o el futbolín. O tú en la terraza tomando una cerveza fresquita y ellos jugando a un juego de mesa dentro… ¿Planaz, verdad?

Un hotel para disfrutar de la montaña

Tanto si vas en invierno a esquiar o disfrutar de la nieve como en verano, a practicar montañismo, senderismo o descensos, vas a encontrar todo lo que necesitras en el Hotel Roc Meler.

Empezando por el desayuno buffet, uno de los más completos que hemos probado jamás. Con alimentos dulces y salados, plancha, mucha fruta, lácteos para todos los gustos, bebidas vegetales, repostería para celiacos…

La zona de guarda esquís para el invierno es como un refugio alpino, confortable, llena de madera y con calentadores para las botas (¡esto es genial!).

Un vehículo a tu disposición

El Roc Meler tiene servicio de transfer gratuito a Canillo, para que no tengas que mover tu vehículo. Te deja a los pies del telecabina, para que subas a la estación de esquí o puedas coger el bus a otras zonas.

La furgoneta del transfer, un servicio que nos parece de 10.
Recuerda llevar el número de teléfono del hotel apuntado y llamar para que vayan a buscarte desde esta cabina. Y por cierto, solo hay que marcar 6830714 (de nada!!)

Nosotras lo usamos a diario cuando vamos en invierno y también en verano, para subir a Mon(t) Magic, el parque de aventuras que hay en Grandvalira.

Y luego, si nos apetece bajar de compras a Canillo (hay varias tiendas de ropa y material de esquí y montaña), al Museo de la Moto o al Palacio de Hielo, pues el tranfer nos sube y baja. Tiene 9 plazas y os aseguro que es un servicio genial.

Hace un par de inviernos, estuvimos allí con un nevada importante y los conductores controlaban de maravilla para conducir la furgoneta por hielo y nieve. ¡Un lujazo!

El spa del Roc Meler

En Andorra es muy típico ir a Caldea (un balneario urbano) a pasar una tarde. ¡Pero el Hotel Roc Meler tiene su propio spa! Con una piscina de agua templada, chorros, cascadas, un jacuzzi, sauna seca y sauna húmeda…

Además de una carta enorme de tratamientos para cara y cuerpo (masajes, belleza, antifatiga…) con profesionales de diferentes disciplinas, en la zona del spa puedes encontrar un pequeño gimnasio, equipado con alguna máquina multiestación, cinta de correr y mucho espacio para estirar, yoga, relajación.

La Cabana

El restaurante del Hotel Roc Meler podría ser un restaurante con estrella michelin, os lo aseguro. En pocos lugares hemos comido tan bien y sobre todo, con la sensación de comida sana, bien elaborada.

Entre semana las cenas son con menú cerrado y los fines de semana, tipo buffet. Tienen un menú infantil pero os aseguro que los peques querrán probar también del vuestro.

No dudes en tu alojamiento en Andorra: el Hotel Roc Meler.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here