Hacemos planes

Ruta senderista con niños al nacedero del Urederra

5 abril, 2018 • Por

Estas mini vacaciones de Semana Santa nos hemos quedado por aquí. ¡Y nos ha cundido muchísimo! Hemos ido a ver el arte urbano de Torrellas (ya lo habéis visto en nuestras redes sociales pero ya os lo contaré también más adelante), estuvimos en los Judas de Alfaro (¡no os los podéis perder el próximo año!) y acabamos el lunes con una ruta senderista al nacedero del Urederra.

Ruta senderista niños nacedero Urederra

“Se hace camino al andar”

Hace mucho tiempo que tenía ganas de ir. Todo el mundo me decía que es muy chula y no se quedaban cortos. ¡Es preciosa! Y es que por algo el río se llama Urederra, agua bonita en euskera: pozos de agua turquesa y cascadas impresionantes.

Es una ruta sencilla de 5,5 km (ida y vuelta) pero no sin algo de dificultad, principalmente por lo embarrado del terreno (dos días antes había nevado) y por lo empinado del último tramo. Por esto yo no la recomiendo para niños menores de 6 años, a no ser que estén muy acostumbrados a andar por el monte. Pero eso, quienes mejor lo sabéis sois los padres.

A pesar de no ser muy larga, pensad que no se tarda menos de 3-4 horas. ¡No os asustéis! Es porque se hacen muchas paradas para disfrutar de las cascadas, el paisaje, foto aquí, foto allá…

Ruta senderista niños nacedero Urederra

Lo primero que hay que hacer es reservar la entrada para esta ruta. No porque cueste dinero, sino porque el aforo está limitado a 450 personas a la vez.

Así es la ruta senderista al Nacedero del Urederra

Al llegar a Baquedano, hay que ir directamente al aparcamiento de la ruta (perfectamente indicado). En el resto del pueblo está prohibido aparcar. El aparcamiento cuesta 4,5 € por coche. Y allí mismo está la caseta donde os darán las pegatinas que os acreditan como visitantes y que son necesarias para hacer la ruta (por eso previamente tenéis que haber reservado la entrada).

Ruta senderista con niños Uredera

Una vez cruzado el pueblo, con casas rústicas típicas de esa zona, un frontón (no puede faltar) y lavadero, se llega a una senda ancha con encinas a los lados y  que si ha llovido, como en este caso, está embarrada.

Normalmente la ida se hace por el camino de la izquierda, que transcurre más cercano al río y la vuelta por camino más elevado. Poco a poco la ruta se adentra en un bosque de hayas y robles con el sonido del río muy presente.

Ruta senderista niños nacedero Urederra

Ruta senderista niños nacedero Urederra

¡Colores alucinantes!

Y empieza el espectáculo: cascadas y pozas de ese agua azul turquesa que recuerdan a las aguas menorquinas y  que yo no había visto nunca en un río.

Despacito y siempre por una senda perfectamente acondicionada con pasarelas de madera, el camino comienza a empinarse. Pero es divertido subir por “escaleras” esculpidas en el terreno y pasar por las pasarelas de madera.

Ruta senderista niños nacedero Urederra

Suele haber mucha gente y depende de la hora, por esta zona se cruzan los que suben y los que bajan por lo que hay que ser solidarios e ir dejando paso. Sin prisa, hay que disfrutar y mucho del paisaje. Llegaremos a una explanada donde está la “Cascada del Elefante”, con 30 m. de caída, un buen sitio para parar a llenar el estómago

En principio la ruta continua subiendo hasta la presa y el “Balcón de Pilatos”, pero por un motivo que desconozco estaba cerrado (quizá por la nieve caída en días anteriores). Después de llenar el estómago, o simplemente parar para disfrutar de la cascada, volvemos por el mismo camino,  ya que el que discurre un poco más elevado al río está tan embarrado que no nos dejan pasar.

Ruta senderista niños nacedero Urederra

Posado familiar en la “Cascada del elefante”

Mi sensación y mis recomendaciones

¡Quiero volver! … En otra época del año, porque imagino que los colores del bosque cambian. Tuvimos suerte, nos hizo un día espectacular y días anteriores había nevado con lo que la fuerza del agua era tremenda. Pero estoy segura de que en cualquier época del año esta ruta senderista tiene algo especial.

No tengas prisa. Da igual tardar 3, 4 o 5 horas. Lo principal, ¡disfruta!. Para todas las veces que te apetezca, haz muchas, muchas fotos, escucha los sonidos, busca hadas y duendes (tiene que haber, estoy segura).

Lleva calzado y calcetines de repuesto, mejor que mejor. Siempre hay “alguien” que mete el pie donde no debe.

Si vas desde Tudela (o cerca) madruga. La hora y media que pone en Google Maps, no te la quita nadie.

Y sobre todo ¡disfruta! (ya lo he dicho, ¿verdad?).

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!