¿Estás pensando viajar a París con tu familia y no quieres gastarte mucho? Has llegado al lugar adecuado: nosotras somos muy fans de viajar de forma sostenible y práctica. (Aún no hemos llegado hacer el intercambio de casa internacional pero todo se andará je je je)

1. De Tudela a París

Después de barajar varias opciones por precio y comodidad elegí ir en tren desde Hendaya. El viaje dura algo más de 4 horas, trenes rápidos y de dos pisos, asientos familiares (mesa para 4) ¡Toda una aventura para los niños! La estación de Montparnasse está muy céntrica con lo cual es una ventaja (a mí el aeropuerto de Beauvais Tillé, que es a donde se vuela desde Zaragoza me parece muy lejos, 80km al norte de la ciudad).

2. Elegir alojamiento

Esta enorme ciudad ofrece múltiples opciones para todos los gustos y bolsillos. La primera vez que estuve en París me alojaba en un hotel en el corazón del Barrio Latino a pocos pasos de la Sorbona. Ahora me parece muy caro aunque la ubicación es magnífica. Otra opción que a mí me gusta mucho es alquilar apartamento, ya que la diferencia de precio es considerable. Cuanto más céntrico mejor, así evitamos gran parte del transporte público, que es bastante caro. A diferencia de Londres, por ejemplo, los niños pagan a partir de 4 años y al cabo del día para una familia es un pastón. Nosotras nos alojamos en casa de mi prima en Pantin y lo noté mucho.

3. Cómo moverse en Paris

Aquí la tecnología de hoy es imprescindible para mí. ¡Google Maps se conoce toda la red transporte parisino! Solo hay que ir provisto de billetes.

Los sencillos son “sans corresspondace” y valen para un viaje en cualquier medio de transporte.

Yo compraba los Ticket t+ que es el billete combinado de la red de transporte de París. Este ticket permite el uso de los principales medios de transporte durante 90 minutos.

El Ticket t+ permite al viajero realizar transbordos ilimitados entre Metro y RER(dentro de París), entre líneas de autobuses y entre autobuses y tranvías (excepto el T4) en hora y media desde la validación del ticket.

Las limitaciones son: no poder hacer trasbordos entre la red de metro y los autobuses y no poder bajar y subir en la misma línea de autobús. (Del metro al autobús sin problema pero al revés no nos dejaba entrar.)

Los compraba en packs de 10 en las ventanillas y máquinas expendedoras de las estaciones de metro, RER, autobús y tranvía. Cuesta 14.90€ y para niños menores de 10 años 7.50€.

Metro de París

4:¿Qué ver en París con niños?

La capital francesa ofrece tanto que ver de modo que es esencial saber de antemano dónde vamos a ir, qué queremos ver.

Barrio de Montmartre

Existen guías que se pueden contratar (algunos gratis) para ver lo principal sea a pie, en bus u otro medio. Yo fui por mi cuenta ya que conozco bastante bien la ciudad. Eso sí, no anduvimos tanto como quería yo je je je. Pero los imprescindibles los visitamos, sea por fuera solo o por dentro también.

Una buenísima opción es comprar un ticket de un día (mínimo) para el bus turístico, pudiendo bajar y subir junto a los monumentos de la ciudad, dónde quieras. Así los peques se cansan menos y disfrutan desde la parte de arriba del bus.

La torre Eiffel: compré las entradas desde casa en la página oficial y la verdad es que no salen tan caras para lo que es París. 37,60€ las dos niñas y yo. Eliges día y hora que más te guste y así evitas las colas para comprarlas en taquilla, las colas para subir no te las quita nadie (pero va bastante rápido).

Torre Eiffel

Algún parque chulo de los muchos que hay. Nosotras fuimos a los Jardines de Luxemburgo ya que se encuentran en mi zona favorita de París, el barrio Latino. Estando allí, vimos el Panteón y bajando por el Boulevard Saint Michel, vimos La Sorbona. Me encanta sentarme en la placita de la entrada a tomar un café y respirar ese aire de estudiantes y gente joven y despreocupada. Es verdad que en diciembre esto es difícil de hacer así que para otra vez será.

La Sorbona

Podría seguir infinitamente con la Catedral de Notre Dame, Saint Lazare, las Galerías Lafayette, el Centro Pompidou, la Opera Garnier, la “Isla de la Ciudad”, con sus dos torres y su increíble arquitectura. El Arco de Triunfo estaba cerrado ya que nos tocaron las protestas de los chalecos amarillos. Mi hija mayor concluyó que la avenida de Champs-Élysées es la calle de todo lo caro ja ja ja. Subir por las escaleras hasta la basílica de Sacré Coeur no les entusiasmó como a mí pero el paseo por el barrio artístico de Montmartre sí.

Allí descubrimos el muro de los “Te quiero” que previamente habíamos visto en un guía de viaje a París para niños. Está construido sobre una superficie de 40 m², está compuesto por 612 azulejos de lava esmaltada, sobre los cuales florecen 311 « te quiero » en 250 idiomas. Nos entretuvimos un buen rato buscando los “Te quiero” en los idiomas que conocemos. Mientras mis hijas señalan la frase en castellano yo estoy debajo de la frase en búlgaro. Gracias por la foto a unas chicas de Pamplona 😉

5. Caprichos en París a gusto de los niños

De eso también tiene que haber je je je. Según la edad de tus hijos les puedes dejar que elijan ellos. Mis hijas semanas antes del viaje estuvieron investigando el tema.

Lo primero fue desayunar en la torre Eiffel. En la cafetería de la segunda planta nos tomamos unas tazas de chocolate caliente con muffins y bretzel, nos llevamos unos macarons para después y en total pagamos 30€.

Mis hijas querían visitar Chat Mallows Café que ellas solitas se buscaron en Internet. Los llamados “café de gatos” nacieron en Taiwan hace unos años y se popularizaron en Japón y ahora ya en Europa. Si solo quieres entrar a ver los gatos la visita cuesta 5.80€ y si consumes algo, no pagas entrada (por persona). Así que otros 30€ allí.

Otra cosa que les encantó a mis hijas fue el paseo por las orillas de Sena y los puentes y farolas llenas de candados. ¡Mamá, queremos uno! Bueno, depende del vendedor que encuentres valen entre 7€ y 10€, ni tan mal (igual llevar uno de casa, con previsión, estaría bien ;-)).

Un capricho chulo y económico es un crucero nocturno por el río, para ver París desde la tranquilidad del Sena. Llévalo reservado desde aquí y dedícate a las fotos preciosas que sacarás.

Ya sé que en pocos días es imposible abarcar todo lo que ofrece la maravillosa ciudad de París. Pero con algún consejo ya se va más preparado. ¡Deja que tus hijos te sorprendan con algo que puedan encontrar en un guía de París!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here