Mamá, me duelen los ojos,
– Claro nena, los tienes rojos como un tomate
Pues no se de qué…
– ¿Qué de quéééeéé´? ¿Cuántas horas llevas en el ordenador con el Fortnite?

Cada día pasamos 11 horas mirando pantallas

¿Te parece exagerado? Para nada, mira este vídeo y luego echamos cuentas

Screen Pollution cartel

Pasamos más de 11 horas al día mirando una pantalla (eso dice el 80% de la población). Seguro que alguno más, empieza a contar:
– Te levantas por la mañana mirando el despertador en el móvil
– Miras el tiempo que hace en la pantalla en vez de subir la persiana y mirar por la ventana
– Consultas redes, mail y noticias en la tablet mientras desayunas
– Te vas al baño con el móvil (2 de cada 3 españoles lo reconocen)
– Tu móvil es tu navegador en el coche
– Eliges la música desde una pantalla para hacer deporte
– Trabajas muuuchas horas frente a un ordenador
– Haces la cena con las recetas que lees en la tablet
– Miras un rato la tele antes de dormir, o el libro electrónico o la tablet en la cama…

Es lo que en Multiópticas han denominado Screen Pollution y da más miedo que un capítulo de Strangers Thing.

En nuestro día a día, por diversas razones nos exponemos a una cantidad abusiva de pantallas y en tiempos excesivamente prolongados que, como todo tipo de contaminación, a largo plazo puede provocar e influir negativamente en nuestra salud. Estamos expuestos a la Screen Pollution.

Por eso, desde Multiópticas quieren que hagamos un consumo responsable de las pantallas y que tomemos conciencia del uso excesivo de dispositivos digitales que hacemos cada día, para preservar nuestra salud ocular y evitar los efectos nocivos de la exposición a la Screen Pollution.

Las pantallas están cambiando los ojos de nuestros hijos

Ya os lo contábamos cuando analizamos el uso de pantallas en las familias españolas. De media, los niños empiezan a manejar dispositivos con 5 años y tienen el suyo propio con 9, aunque sus padres consideran que la edad ideal para contar con este tipo de tecnología es con más de 13. Este uso tan temprano puede tener consecuencias.

Imagen del dossier de la campaña de Multiópticas Screen Pollution

Hoy en día, las nuevas generaciones se han criado en un mundo rodeado por completo de pantallas. Muchos padres recurren al móvil o a la tablet para tener un momento de tranquilidad mientras que sus hijos están entretenidos con este tipo de dispositivos.

Pero, ¿conocemos realmente qué consecuencias pueden llegar a tener este tipo de comportamientos en el futuro de los más pequeños?

Así, según las últimas directrices enviadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario reemplazar los periodos prolongados en que los niños pequeños permanecen dedicados a actividades frente a una pantalla por juegos más activos. De esta manera se favorecerá su desarrollo social y mejorará su salud ocular.


Décalogo para prevenir la Screen Pollution

Manuel Díaz Llopis, Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Valencia, en colaboración con EMPANTALLADOS, recomiendan seguir unas pautas para realizar un uso responsable de las pantallas e intentar reducir así los posibles efectos nocivos de para la salud ocular

1. Autoevalúate. Es importante ser consciente del uso que hacemos de las pantallas en nuestro día a día. Mide el tiempo que les dedicas, y valora si es el que deseas hacer. Presta especial atención a aquellas actividades que realizas de maneras simultánea con las pantallas: a veces es mejor renunciar al multitasking y enfocarte en una sola actividad a la vez.

2. Crea un plan personal de uso digital, sobre todo, determinando para qué quieres usar cada uno de tus dispositivos. Quita las notificaciones de la pantalla de inicio y se tú el que marca cuándo consultar tu teléfono.

3. Ponte aliados o trucos. Incorpora recursos para medir, definir tiempos y buscar espacios de desconexión. Algunos sistemas operativos ya permiten establecer tiempos de uso; incorpora alarmas o establece mecanismos para dejar aparcados los dispositivos en determinados momentos

4. Tómate descansos cortos pero periódicos, levantando la mirada y desenfocando la pantalla. Si tienes oportunidad, lo ideal es mirar por la ventana o dirigir la mirada hacia algún espacio con luz natural. Idealmente, estos descansos se deben tomar cada 45 minutos. A lo largo del día, cuando se va incrementando la fatiga visual, esa frecuencia se debe incrementar.

5. Parpadea voluntariamente con frecuencia. A los que usamos gafas, nos sucede que el ojo trabaja menos, está más vaguete. Por eso es bueno parpadear voluntariamente y sobre todo, usar unas buenas gafas. ¡Nada de comprarlas graduadas de serie y en Aliexpress, que os conozco!

6. Utiliza lubricante ocular tipo lágrimas artificiales, para prevenir el ojo seco secundario, cuyos principales síntomas son sensación de tierra, enrojecimiento y necesidad involuntaria de que cierren los ojos. Asimismo, en ocasiones puede producir lagrimeo por rebote, visión borrosa y dificultades para la concentración.

7. Sitúate a una distancia adecuada de las pantallas. Lo ideal es situarnos a una distancia de entre 35 y 50 cm para pantallas pequeñas (móvil, Tablet), y a un mínimo de 55 cm para otras pantallas fijas.

8. Añadir filtro de luz azul en el caso de que llevemos gafas graduadas. Las gafas de lectura de Multiópticas lo llevan ya incorporado. ¿Sabías que también lo llevan algunas lentillas como las iMultilens?

9. En menores de 21 años, promover que el uso de pantallas fuera del horario escolar se realice en horas sin sol, para evitar que esa utilización de pantallas en sitios oscuros impida realizar otras actividades bajo luz natural.

1 0. Fija un día a la semana de ‘detox de pantallas’, en el que las pantallas se queden aparcadas y plantea alternativas de ocio como escapadas a la naturaleza, deporte, lectura, etc.

¿Cuidaremos más nuestra salud ocular?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here