Leemos

La magia del libro de Alicia en el País de las Maravillas

7 noviembre, 2017 • Por

Se acerca Navidad (sí, pasado Halloween, estamos en Navidad) y la magia ya está en el aire. Al menos para los niños ( y para mi). Entonces no puedo evitar acordarme de libros cuya magia para mi es eterna. Libros como “Alicia en el País de las Maravillas”, uno de los libros a los que más cariño tengo, por haber sido uno de los primeros que leí una y otra vez. Y ahora vuelvo a tenerlo gracias a una amiga que me hizo tan buen regalo. Esta edición está bellamente ilustrada por Benjamin Lacombe. Editada por Edelvives  incluye una sección final con correspondencia del autor con Alice Liddell y otras niñas, apuntes a la edición y datos cronológicos y biográficos.

Alicia en el país de las Maravillas

Alicia en el País de las Maravillas

El universo que crea Lewis Carroll es fantástico. Nada tiene sentido y a la vez todo lo tiene. Cualquier cosa puede suceder, y sin embargo, cuando sucede, no te extraña. En el País de las Maravillas, todo es posible. Animales que hablan, gatos que aparecen y desaparecen cuando quieren, reinas que cortan cabezas sin motivo. Una locura.

Nada más empezar con las primeras páginas terminé por devorar el libro casi en un visto y no visto. Mi hija mayor me mira de reojo: ¿Qué tendrá el libro para tener a mi madre enganchada? ¿No se supone que es de niños?Alicia en el país de las Maravillas

Alicia es una niña con una curiosidad desbordante. Tanto que no puede reprimir el impulso de seguir a un curioso conejo cuando ve que el animalillo pasa por delante de ella atento a la hora que marca un reloj que lleva consigo, y que por lo que parece le indica que llega tarde a una importante cita.

La historia nos presenta un mundo lleno de fantasía y de extravagantes criaturas. Alicia tendrá que convivir y cohabitar con todas ellas si pretende llegar a cumplir su objetivo: saber qué es lo que tanto apremia al conejo blanco, y al fin, conocer a la soberbia Reina de Corazones. Por el camino todo tipo de personajes se cruzarán en su camino. Y ella podrá explorar cómo es el mundo cuando eres tan pequeña como una hormiga, tan grande como un gigante, cuando los gatos hablan y los sombrereros están locos y celebran extrañas meriendas.Alicia en el país de las Maravillas

Mi opinión

Quizá sea por esa enorme y monumental curiosidad, por lo que siempre he estado enamorada del libro de Alicia en el País de las Maravillas. De pequeña me identificaba con ella, pues al igual que Alicia yo quería más y más historias y aventuras que vivir, igual que mis hijas ahora, que son devoradoras de libros con magia.

Creo que lo mejor de este clásico es que puedes leer las aventuras de Alicia de una manera totalmente despreocupada y aun así disfrutarlas. O puedes leerlas desde una perspectiva simbólica con algún significado escondido. Y creo que es justo esto lo que hace de Alicia en el País de las Maravillas una lectura tan entretenida y a la vez profunda.

Este libro se ha convertido en el favorito de muchos adultos, ha sido adaptado al cine y se han hecho series, dibujos e incluso hasta videojuegos con un toque macabro.

Si quieres sorprender a tus hijos, pídeles que lean alguna de las adaptaciones de Alicia en el País de las Maravillas (hemos encontrado una de las primeras ediciones en Londres) y como premio a un rato de lectura, comparte con ellos la película de Alice in Wonderland, maravillosa adaptación de Tim Burton. O la segunda parte, Alicia a través del Espejo, dirigida por James Bobin pero producida por Burton, lo que la hace igual de mágica que la primera.

Y si quieres sumergirte todavía más en el maravilloso mundo de Alicia, no dudes en visitar el Pudding Coffee Shop de la calle Pau Clarís, en Barcelona. Te hablamos de este sitio en verano, cuando estuvimos visitando con niños la ciudad condal.

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!