VICHYSSOISE

La Vichyssoise, al parecer de origen francés porque hay otra teoría que dice que la inventó un cocinero vasco, es una delicada crema de puerro para comer en frío pero que si apetece calentita, está igual de rica.

Es una receta fácil y económica perfecta para recuperarnos de la tan costosa cuesta de enero pero que puedes preparar en cualquier época del año gracias a las distintas variedades de su ingrediente principal, el puerro, que podemos encontrar en las 4 estaciones.

VICHYSSOISE

Si quieres con seguir una Vichyssoise perfecta debes tener en cuenta el color, ha de ser lo más blanca posible y la textura, la Vichyssoise es una crema muy ligera más cercana a la sopa que al puré.

Ingredientes

  • 350 gramos de puerro cortado en rodajas
  • 100 gramos de cebolla en cuartos
  • 25 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 25 gramos de mantequilla
  • 700 gramos de agua
  • 300 gramos de patatas en trozos
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pellizco de pimienta blanca
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 200 gramos de nata
  • cebollino fresco (opcional)

Preparación con Thermomix

  1. Pon en el vaso el puerro cortado en rodajas, la cebolla, el aceite y la mantequilla, trocea 4 segundos a velocidad 5 y rehoga 8 minutos a 120 ºC en velocidad 1.
  2. Añade el agua, la patata, la sal, la pimienta y programa 20 minutos a 100 ºC en velocidad 1.
  3. Incorpora la nuez moscada y la nata y tritura 1 minuto a velocidad progresiva 5-10.
  4. Vierte en un recipiente, deja enfriar y conserva en el frigorífico hasta el momento de servir. Sirve fría y espolvoreada con el cebollino picado.
VICHYSSOISE

Preparación sin Thermomix

  1. En una cazuela honda pon el puerro cortado en rodajas, la cebolla, el aceite y la mantequilla y rehoga a fuego medio para que no se doré hasta que esté pochado.
  2. Añade el agua, la patata, la sal, la pimienta y deja cocer durante 25 minutos hasta que la patata esté blandita.
  3. Incorpora la nuez moscada y la nata y tritura con ayuda de una batidora. Pásalo por un colador fino para quitar posibles hilos del puerro.
  4. Vierte en un recipiente, deja enfriar y conserva en el frigorífico hasta el momento de servir. Sirve fría y espolvoreada con el cebollino picado.
VICHYSSOISE

5 Consejos prácticos

  • Si te ha quedado muy espesa puedes añadir un poquito más de agua o caldo hasta conseguir la textura deseada. Aprovecha para corregir el punto de sal si fuera necesario.
  • Para limpiar el puerro corta las raíces, quita una capa y corta parte de las hojas verdes finales. Haz un corte en forma de cruz en la base para poder lavar y quitar los restos de tierra si los tuviera.
  • Si quieres una auténtica Vichyssoise utiliza solo la parte blanca del puerro, la parte verde puedes guardarla para el caldo o para otras cremas o purés en los que el color no importe (si te da igual el color de tu Vichyssoise también puedes ponerlo ;P)
  • El sabor de la Vichyssoise es muy suave y natural, pero a mis hijos les gusta más si añado 4 quesitos o una cucharada de queso crema, pierde naturalidad pero se lo comen más a gusto 😉
  • Para decorar he usado cebollino que por cierto me ha costado la vida encontrarlo… si lo prefieres puedes sustituir el cebollino por unos picatostes o cebolla frita crujiente.

Otras recetas con verduras…