Y¡Uauuuuuu! Vaya fin de semana nos ha regalado febrerico el corto. Y así (y con lo poco que me gusta a mí febrero) me han entrado unas ganas locas de que llegue la primavera ¡ya!.Y es que yo en primavera soy un poco más feliz. ¿Vosotros?

1. Primero quiero meter la primavera en mi casa. Con unos pequeños cambios y sobre todo, de poco presupuesto me apetece darle un aire más primaveral. Cambiaré las telas de los cojines, algún motivo de decoración con el color pantone de la temporada y pondré flores  y plantas para dejar mi casa acorde a la estación que no va a tardar en llegar.

2. Y todos los años lo digo y nunca lo hago pero este ¡voy a decorar mi mini-balcón! No hace falta tener una gran terraza para disfrutar un poco del sol en la cara mientras desayunas o mientras te tomas el vermú con tu vecina  ¿verdad Ruth de Rioja? 😉

Esta idea de Maisons du monde me gusta aunque yo tendré que prescindir de la piscina

3. Por supuesto también me apetece renovar un poco el armario. Sin gastar mucho, acordaos de mi propósito de ahorro para viajar más. Para los peques me gusta la marca Zippy (buena relación calidad/precio) que tenemos la suerte de tener ahora en Tudela en Nanetti.

4.Una comida-merienda en el huerto con los amigos. ¡Síííí! Las tardes en los huertos dan para comer, jugar, guitarrear, y al acabar ver el atardecer. Un plan perfecto para un sábado o domingo primaveral.

5. Un viaje familiar en primavera sí o sí. Mi soñado París va a tener que esperar pero después del post de las Sisters sobre San Sebastián, creo que va a ser mi próximo destino familiar. Desde luego los peques lo van a disfrutar (y los mayores también, no lo dudo).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here