¿Quién me decía que visitar Mónaco con niños no era interesante? Si tu también lo pensabas, estás equivocado. El Principado de Mónaco fue una de las visitas que más gustó a mis hijas en el crucero por el Mediterráneo que hicimos a finales de junio. Es una país pequeñito, que puedes recorrer en pocas horas y que te va a sorprender, seguro

¿Mónaco o Montecarlo?

Hasta que llegamos a Mónaco teníamos un poco de lío con el país en sí. El Principado de Mónaco es el segundo estado más pequeño del mundo, con apenas 2 kilómetros cuadrados de superficie. Se divide en 10 distritos, de los cuales, Montecarlo, es el más conocido (por su circuito de Fórmula 1 y su espectacular casino). En el distrito de Mónaco-Ville es dónde se encuentra la parte más antigua del país, con el ayuntamiento, la antigua cárcel, las casa señoriales, las embajadas y el Palacio Real (dónde vive el Rey Alberto II, al cual tuvimos la suerte de ver salir camino del Festival del Mar, que se celebraba en Mónaco ese día)

Casino de Montecarlo. Imagen de visitmonaco.com

Nosotros llegamos a Mónaco en un tren que cogimos en la estación de Ville-Franche-Sur-Mer (en dirección a Ventimiglia-Stazione, no te cueles y te vayas hacia Niza)una pequeña ciudad de la Costa Azul a la que llegan los cruceros. En apenas 20 minutos nos plantamos en la moderna estación de Mónaco

Nuestra visita a Mónaco con niños en 5 tips

1. Nada más salir de la estación de tren, puedes coger el bus de la Línea 2, por ejemplo. Y acercarte a visitar los Jardines Exóticos. si vas con silla de bebé, tendrás que dejarla en la puerta (así que échate la mochila). La entrada de cada adulto son 7,20€ y los niños a partir de 4 años, 3,80€ (un poco caras, pero es que Mónaco es el país con más millonarios del mundo y seguro que a ellos el precio de la entradas les parece poquico). Nosotros pasamos por delante pero no los visitamos.
 
2. De nuevo en el bus de la Línea 2, baja hasta el Museo Oceanográfico. La entrada también es para millonetis (16€ adultos y 8€ desde los 4 años), pero igual te merece la pena si os flipan las especies marinas, pues tiene más de 6.000.
Felices en el trenecito turístico de nuestra visita a Mónaco con niños
3. Frente a la entrada del Museo, está el trenecito turísticos que cogimos nosotros, para visitar el Principado de Mónaco con niños en un tour en castellano, de unos 40 minutos. Los adultos pagamos 10€ y los niños 5€ y nos gustó un montón. Además de lo tranquilo que vas sin tener que empujar carritos y mover a la familia por las infernales cuestas de Mónaco, te enterarás de la historia y curiosidades de este país. Podéis meter las silletas en la parte trasera de los vagones sin problema.
 
4. A las 11:55 es el cambio de guardia en el Palacio Real, una de las curiosidades gratuitas del país. Te puedes bajar con del trenecito allí mismo, en la plaza del Palacio, así que calcula el tramo de 40 minutos para que llegues justo a verlo. O si has llegado hasta allí andando, nada más acabar el cambio de guardia puedes bajar a coger el trenecito de las 12:15 de la mañana frente al Museo.
Los turistas empiezan a llenar la plaza para ver el cambio de guardia
5. Desde la plaza del Palacio Real puedes bajar andando hacia el puerto (por la Porte Nueva). Es uno de los puertos con barcos más lujosos del mundo. Y allí mismo hay un supermercado normal (de precios asequibles) para comprar algo de picar. Luego coges de nuevo el bus de la Línea 2 para llegar a la estación de tren.

Algunos consejos para visitar Mónaco con niños

– Hay baños públicos por toda la ciudad, gratuitos y limpios. Eso siempre ayuda cunado vamos con niños
– Mónaco es escarpado, así que si piensas en caminar, buen calzado y botella de agua.
El billete del trenecito te sirve para todo el día. Tienes 2 paradas, una frente al Teatro Grace Kelly, para ver la parte alta de Montecarlo (puedes bajarte al mirador y después coger el siguiente tren si hay plazas libres) y otra frente al Palacio Real. Los tickets solo pueden comprarse frente al Museo Oceanográfico
– El trenecito recorre parte del circuito de Fórmula 1, con la curva famosa de Loews o la bajada del Casino.
– Entre el Palacio Real y el Museo hay una bajadita peatonal llena de tiendas de souvenirs, pequeños restaurantes y la Catedral bizantina del país.
– El ticket del autobús urbano cuesta 2€ y los menores de 3 años no pagan. Puedes bajarte y volverlo a coger con el mismo billete si no han pasado más de 30 minutos. El ticket se compra en las máquinas expendedoras de las paradas o en el mismo autobús.
Mónaco es un queso gruyere, una montaña llena de túneles y de parkings subterráneos. Nosotros no los vimos porque íbamos en tren, pero si vas en coche, resultará curioso, seguro.

 

Vista de Mónaco desde la parte alta de la ciudad
¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here