Leemos

Descubriendo a Roald Dahl

13 septiembre, 2016 • Por

Hace ya tiempo que tenía yo ganas de que mis hijos leyeran algo de Roald Dahl. Y en estas vacaciones se nos presentó la oportunidad de comprar en la Librería Lello (ni más ni menos) dos de sus libros en castellano. Así aprovechábamos los 3€ que cuesta la entrada al descontárnoslos de la compra de los libros. Sabía que les iban a gustar y no me equivoqué ¡les han encantado! Ya han empezado también a ver las adaptaciones en cine y también les están gustando.

Planes con niños Tudela

¿Veis el sello de la Librería Lello?

Hoy martes 13 de septiembre de 2016, se celebra el centenario del nacimiento del autor británico. Y no podíamos dejar pasar esta oportunidad para dedicarle un post. Un post que viene de la mano de una colaboradora especial, Izarchu Hualde, bibliotecaria de la Biblioteca Pública de Fustiñana que muy gustosamente nos habla de Roald Dahl y su obra:

“El que no cree en la magia nunca la encontrará”

A muchos nos sonará esta maravillosa frase de Roald Dahl (1916-1990). Y es que precisamente esta frase encierra todo ese mundo maravilloso que Dahl creó con maestría y le convierte en un referente de la literatura infantil y juvenil del siglo XX.
Criado bajo una estricta educación inglesa, de esa que nos imaginamos al pensar en orfanatos y madrastras, huyó de los convencionalismo de una educación universitaria, estuvo trabajando para una compañía petrolera en Tanzania y posteriormente se convirtió en piloto de aviación de la Royal Air Force en 1939. Poco después, un accidente aéreo lo separaría del servicio y lo llevaría a Estados Unidos a trabajar como embajador para conseguir la ayuda norteamericana en la Segunda Guerra Mundial.

Sería más tarde, al plasmar en papel sus recuerdos de la guerra, cuando descubre esa increíble capacidad para convertir la realidad en magia e imaginación.

Los libros de Roald Dahl

Repasando los estantes de la Biblioteca Pública de Fustiñana para preparar nuestro pequeño homenaje, no pude menos que detenerme ante Matilda, un poco respondona y listilla. Es el sueño de cualquier bibliotecario. Matilda, que tiene unos padres ignorantes y mediocres que no entienden por qué prefiere los libros a la televisión, encuentra en los libros un refugio para crear su propio mundo y para entender su realidad.

Planes con niños Tudela

Rincón dedicado a Roald Dahl en la Biblioteca de Fustiñana

Inevitablemente, el conocimiento que va acumulando en sus tardes en la biblioteca le lleva a entender mejor el mundo que le rodea y finalmente a enfrentar con éxito las injusticias que propone la trama. Todo un aliciente para nuestros jóvenes lectores.
En El gran gigante bonachón o Mi amigo el gigante, Dahl nos trae una historia donde la soledad infantil encuentra refugio en lo extraordinario para sacar lo mejor de nosotros mismos, adultos o niños. El gigante es una proyección del propio escritor, que sin duda acierta en verse así mismo como un lector de sueños.
Recientemente Steven Spielberg ha estrenado película con el mismo nombre, con escaso éxito de taquilla, pero con una puesta en escena que no os defraudará.
Finalmente, Las brujas, libro de lectura obligatoria en algún instituto de la zona, nos muestra la eterna lucha entre el bien y el mal, una aventura sobre lo importante de participar en el imaginario de nuestros niños.

Dahl, no es solo un escritor de libros infantiles, muestra de ello podemos encontrar en Relatos de lo inesperado o La Cata, lectura ligera con fundamento (como diría Arguiñano).

Imprescindible también para acercarse a la obra de Dahl, su ilustrador Quentin Blake, cuyas acuarelas asemejan dibujos infantiles reconocibles en todo el mundo, aquí podéis echar un vistazo a toda su obra.

Ilustración (c) Quentin Blake

Ilustración (c) Quentin Blake

La ciudad de lo inesperado: Cardiff

Durante todo el mes de septiembre, Cardiff (ciudad natal de Dahl), será “La ciudad de lo inesperado”. La ciudad propone sentirte como uno de los protagonistas de sus historias y para ello ha convertido diferentes puntos de la ciudad en los escenarios de sus libros.

Si además tenéis la suerte de poder acercaros a Buckinghamshire (a unos 80 km de Londres), os encontraréis con el Museo de Roald DahlUna particular visita en la que niños y mayores podrán adentrase en el universo de este escritor, mientras se sientan en el famoso sillón orejero especialmente diseñado para aliviar sus dolores de espalda, tocarlo todo y disfrazarse de cualquiera de sus personajes.

Una aventura más que nos llevará a ser Charlie en la Fábrica de Chocolate, un ratón perseguido por Las Brujas o Matilda en la biblioteca pública.

No me digáis que no os han entrado ganas de leer alguna de las obras de Dahl. ¡Y de viajar a Cardiff!

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!