No, (todavía) no montamos en globo y aunque todo llegará, por ahora a lo único que nos hemos atrevido es a estar lo más cerca posible de las cigüeñas, de muchas, muchas cigüeñas. Y, ¿dónde está la colonia de cigüeña blanca más grande del mundo en un mismo edificio? Estoy segura que muchos las habéis visto desde abajo, desde la Plaza de España de Alfaro, ¡eso es!.

Al lado de una cigüeña

Hoy os contamos nuestra visita temática organizada por el ayuntamiento de Alfaro especialmente dirigida a grupos familiares que se denomina “Alfaro al vuelo”, donde las protagonistas son esas visitantes tan ilustres de nuestra ciudad vecina: las cigüeñas.

La visita consiste en:

  • una breve visita al interior de la Colegiata de San Miguel, que es donde se asienta esa gran colonia de cigüeña blanca,
  • subida al Conjuratorio,
  • entrada al interior de las bóvedas de la Colegiata
  • y, si la crianza de los cigoñinos nos lo permite, subida a la torre (no fue nuestro caso)
  • para finalizar en el Mirador de las Cigüeñas.

Para nuestro gusto y dado la cantidad de niños que llevábamos (eran nueve), creemos que la visita al interior de la Colegiata la podían haber obviado (de hecho no aparece en la web de Alfaro). No es que la Colegiata no merezca la pena, ¡ni mucho menos! pero la visita va de cigüeñas y los niños quieren verlas cuanto antes.

El Conjuratorio

Una vez que empezamos a subir las escaleras del Conjuratorio, ¡todos contentos! Y,  ¿qué hacían los niños?, pues contar las escaleras ¡como no! Creo que hubo alguna diferencia de recuento, pero la guía nos chivó que eran 76, bastante accesibles para todo el mundo. Al llegar arriba, ¡agarradlos bien! No hay peligro, pero todos quieren ser los primeros en ver los nidos de cigüeña,  la vista de la plaza y de todo Alfaro. Ya desde aquí se pueden ver bien cerca algunos de los nidos.

Subiendo al Conjuratorio

Las bóvedas por dentro

Muy curioso es poder entrar al espacio entre las bóvedas y el tejado, que desde la exposición “La Rioja Tierra Abierta” (2009) es visitable.

Interior de las bóvedas

El Mirador de las Cigüeñas

Y como actualmente las cigüeñas están criando no pudimos subir a la torre, así que al salir de la Colegiata nos encaminamos al Mirador de las Cigüeñas. ¡Impresionante! ¡Qué cantidad de nidos! Y mira que los tudelanos y riberos estamos acostumbrados a verlas, pero ver tantas y todas junticas impresiona. Y nos preguntamos ¿por qué aquí? Pues porque, nos explica la guía, las cigüeñas necesitan alimentos, mucha agua y ramas para hacer sus nidos y todo eso lo encuentran en los cercanos Sotos del Ebro. Nos dice que se ha llegado a contabilizar 125 nidos ocupados. Menos mal que el tejado de la Colegiata tiene unos 3000 metros cuadrados. La guía nos cuenta todo esto y muchas otras cosas muy interesantes sobre estas aves viajeras y yo no os cuento más para que os animéis y hagáis la visita 🙂

Cigüeña y sus cigoñinos

Bajando del mirador y cruzando de nuevo la Plaza, nos dirigimos al Centro de Interpretación de la Naturaleza, donde vimos dos vídeos relacionados con los Sotos del Ebro y las cigüeñas y lo más guay de todo: ver en vivo y en directo la vida de las cigüeñas del tejado de la Colegiata. ¿Cómo? Porque en el tejado hay instaladas unas cámaras que las graban constantemente, un “gran hermano cigüeñil que estoy segura que es mucho más interesante que el de la tele.

En el "gran hermano cigüeñil"

¡Ah! Otra de las cosas que nos contaron en la visita es cómo se llama el ruido que emiten las cigüeñas, ¿lo sabéis vosotros?

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here