Etiqueta de navegación

verano

Hacemos planes

La experiencia de tener una au pair

16 agosto, 2017 • Por

En verano la conciliación de las vacaciones de los peques (2 meses y medio) con las de los adultos (1 mes si hay suerte) se hace extremadamente difícil. Además de los campamentos de verano o la casa del pueblo con los abuelos o tíos, una buena opción es traer un/a au pair. Y así mataremos dos pájaros de un tiro (incluso más): nuestros niños estarán cuidados y atendidos y además aprenderán o mejorarán un idioma extranjero.

Os contamos como es la experiencia de tener una au pair los meses de verano.

Habla la familia

La familia de Nuria lleva varios años trayendo au pair en verano. Así que hemos querido que nos cuente su experiencia:

– ¿Cómo os decidisteis a traer una au pair en verano?

Este es el sexto año que tenemos una au pair y además de conciliación (que hay otras formas) lo que queríamos es que nuestros hijos cogieran soltura con el inglés. Los dos van a un colegio bilingüe y lo cierto es que tienen bastante buen nivel de inglés en cuanto a vocabulario y escritura, pero hablar otro idioma siempre cuesta por falta de costumbre, vergüenza. Pensamos que con una au pair que hablara inglés, cogerían mucha soltura y desparpajo.

– ¿Dónde buscáis la au pair?

Preguntamos a varias familias del colegio que ya habían traído alguna au pair y nos recomendaron la página www.aupairworld.com. Te registras como familia y pones tus preferencias sobre el/la au pair (nosotros preferimos que sea chica). Desde la web te van mandando por e-mail aquellos candidatos a ser au pair que se ajustan a lo que has solicitado. Cuando ya quieres ponerte en contacto con uno de ellos es cuando hay que pagar. Hay varias tarifas dependiendo del tiempo que quieras seguir buscando. Yo estimo que son necesarios unos dos meses.

– ¿Cómo eliges la au pair?

Una vez que la web te manda los datos de los perfiles que cumplen tus requisitos, empieza ya la intuición personal. A mí me gusta hablar por Skype con ellos porque es ahí donde intuyo mejor cómo pueden ser. Y a la vez también veo si su nivel de inglés es adecuado para lo que buscamos. Con la edad de nuestros hijos (8 y 11 años) que tengan experiencia en cuidado de niños no lo vemos primordial.

– ¿Qué le pedís a la au pair?

En la web puedes poner si quieres que además de cuidar a los niños necesitas que haga alguna tarea más del hogar. Pero nosotros lo que solicitamos es que la comunicación con los niños sea siempre en inglés. Y que esté con ellos las mañanas de lunes a viernes, lo que incluye desayuno, ocio y comida, pero no tiene que cocinar.

Lo principal para nosotros es que se implique mucho con los niños, que hable, que juegue, que haga actividades con ellos. Porque es así como se sueltan a hablar inglés.

– ¿Cómo es la convivencia familiar con “un extraño” en casa?

Se pierde intimidad, desde luego, pero lo notas más al principio. Luego, dependiendo del carácter de la au pair, todos nos vamos acostumbrando. Lo que más me preocupa a mí todos los años es el tema de las comidas.

En casa cocino yo y siempre tienen alguna “rareza”, principalmente con el tema carne: o son vegetarianas, o no comen carnes rojas. Les cuesta mucho que en el plato se vea que es un animal. Y eso que hemos tenido bastante suerte y por ahora todas han querido probar cosas nuevas y normalmente les han gustado.

– ¿Cuánto cuesta una au pair dos meses de verano?

¡Uy! No hemos echo cuentas de eso. En la web está establecido un dinero de bolsillo que le damos semanalmente para sus gastos. Y el resto lo pagamos todo nosotros, como si fuera una hija más: pinchopote, turismo de fin de semana, bono de la piscina. El viaje se lo pagan ellos.

– Un balance general.

Positivo, muy positivo. Por algo llevamos 6 años. Además de la soltura con el idioma, a los niños les abre la mente convivir con alguien de “otra cultura”. Por ejemplo, les extraña mucho que los dejemos solos por la calle.

Aunque con la edad del mayor, probablemente el próximo verano será el último.

Habla la au pair (Alice)

– ¿Es tu primer año como au pair?

Sí, este es mi primer año.

– ¿Por qué has decidido ser au pair?

Porque quería tener alguna experiencia con el cuidado de niños y porque quería viajar.

– ¿Por qué elegiste España?

Mi mejor amiga en Inglaterra es española, de Madrid. Y siempre me ha hablado genial de España, me ha enseñado algo de la cocina española, me ha hablado de lo divertido que es, de la amabilidad de la gente, del buen tiempo. Así que tenía ganas de conocerlo. Además estuve con ella en Madrid 3 días en abril y me encantó.

– Pero Tudela es muy diferente a Madrid, ¿no te ha decepcionado?

No, para nada, todo lo contrario. Tudela es perfecta: no es tan grande como una ciudad ni tan pequeña como un pueblo, se puede ir andando a todos los sitios, está muy bien situada para visitar otras ciudades, para ir a la playa, a la montaña. Me encanta Tudela

– Y, ¿qué opinas de la gente de Tudela?

Nuria y Juan Antonio me han hecho sentir como en casa desde el principio. Todo el mundo aquí es muy amable. Sois muy abiertos, todos intentáis hablar conmigo.

– ¿Cuál es tu “trabajo” con los niños?

Les preparo el desayuno y desayunamos los 3 juntos. Después un poco de tareas: lectura en inglés (en voz alta para corregirles la pronunciación) y algún dictado. Luego voy con ellos a la piscina. Comemos en casa (yo sólo caliento la comida que el día anterior han hecho Nuria y Juan Antonio). Y después de comer jugamos a juegos en inglés

– ¿Qué haces en tu tiempo libre, las tardes y fines de semana?

Voy a la piscina con otras au pair. Vamos de compras, a tomar algo. En España es mucho más barato salir de bares que en Inglaterra. También he ido a coger moras, me voy en bici a la Mejana, leo mucho y dibujo. Los fines de semana hago excursiones con la familia. Por ahora hemos visitado Pamplona y San Sebastián y las dos ciudades me han encantado.

– ¿Cómo valoras tu experiencia como au pair en Tudela?

¡Está siendo genial! Lo voy a recordar siempre. Antes de venir me daba un poco de miedo la experiencia de viajar sola, pasar tanto tiempo fuera de mi casa, pero todo está siendo perfecto.

– Y ¿la comida?

¡Me gusta todo! Sobre todo la tortilla de patata, el gazpacho, los higos. Coméis muy bien, coméis de todo: fruta y verdura, carne, pescado.

– ¿Tienes pensado volver a ejercer de au pair?

No, el próximo año quiero viajar a Norteamérica en verano pero a un campamento con niños, no como au pair.

– ¿Qué es lo que más te ha gustado de Tudela y también lo que menos?

Las fiestas me han encantado :-). Y lo que menos…¡el pan! O_O

Espero que con esta experiencia sepáis un poco más de las au pair. Por mi parte dar las gracias a Nuria y sus hijos, a Alice y a Susana por ejercer de traductora.

¿O animáis a tener un au pair?


Comemos

Tartas sin horno para hacer con niños en verano

9 agosto, 2017 • Por

Encender el horno en los meses de calor es ¡un horror!. Si ya es complicado ventilar la casa, meterle un chute de 220 grados a las 6 de la tarde a nuestra cocina, no es buena idea (a no ser que nos gusten las saunas…). Por eso hoy vamos con unas cuantas recetas de tartas sin horno, sencillas para hacer con niños y que resultarán un postre estupendo o el toque ideal en nuestras celebraciones. Las primeras cinco recetas son de la web Directo al Paladar. Y la última, de mi mamá. 

Tarta de queso y yogur de limón

Esta delicia se suma a los postres que nos propuso Anabel en su post sobre limones. El resultado es una tarta fresquita y que huele de maravilla. Se puede hacer con base de galletas o sin ella, y con un yogur griego, queso en crema, limones y una lima. ¿Probamos?

Tarta de galletas oreo y chocolate blanco

Para los muy fans de estas deliciosas galletas, llega la tarta definitiva ¡ummmmm! ¡Vaya delicia! Es comer un trozo y no parar, aviso. Muy ligth no es: lleva mantequilla, chocolate blanco, queso mascarpone y un montón de galletas oreo para la base. A los peques lo de retirar el relleno de las galletas y machacarlas, les va a encantar.

Tiramisú (como el de mi paco, ninguno)

No he probado uno que lo supere, así que si os animáis a hacer este postre de origen italiano que es muy muy fácil, me invitáis a probar un trocito y os digo si habéis superado al tiramisú de 3 estrellas michelín de mi paco.

Tarta de nutella (solo para los muy chocolatosos)

Otra de esas tartas que no son precisamente de dieta. Lleva Nutella (o cualquier otra crema de cacao que os guste), queso crema, base de galletas… Pero os levantaréis por la noche para coger otro pedacito del frigorífico, seguro.

Tarta de arroz con leche

Se unen dos pasiones de muchos: el arroz con leche y las tartas. Es original, con ese sabor insuperable a canela… Lo tiene todo. Podéis hacerla con las sobras de ese postre tan español que es el arroz con leche o directamente, con intención, cocinándolo antes para esta tarta.

Tarta de galletas y mantequilla (la receta de mi familia)

Es la que hacemos todos los veranos para el cumple de la peque. Y suelo hacer dos, porque de la primera no sobra ni el papel albal y, com nos gusta tanto, siempre queremos repetir al día siguiente. Necesitaremos:

  • Galletas rectangulares, yo compro de las que vienen cuatro paquetes juntos y suelo gastar tres, para una bandeja rectangular
  • 200 gr. de mantequilla (mejor de rollo)
  • 2 huevos L
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Café recién hecho, coco rallado o fideos de chocolate (lo que más os guste)
  • Batimos bien la mantequilla con las yemas (separadas de las claras) y el azúcar hasta que se forme una pasta homogénea y no se noten los granitos de azúcar.
  • Batimos las claras a punto de nieve y las añadimos a la mezcla anterior
  • Azucaramos un poco el café, lo vertemos en un plato y vamos empapando las galletas, una a una cuidando que no se rompan, para ir montando la base de la tarta.
  • Extendemos la primera capa de crema y volvemos a poner galletas empapadas, capa de crema, galletas… Acabamos con una capa de galletas y espolvoreamos coco o fideos de chocolate (o la mezcla de ambos)

Para llorar de buena 🙂

Todas las imágenes de este post han sido tomadas de la web de Directo al Paladar, excepto la de la última tarta.

Leemos

Recomendaciones literarias para el verano por menos de 10€

27 junio, 2017 • Por

El verano ha llegado ya y las vacaciones de nuestros hijos también. ¿Qué harán, a parte de divertirse? ¿Leer quizás? Si les ofrecemos libros interesantes será un gran acierto. Como a nosotras no se nos cae la casa encima y nuestros hijos nos siguen a todo, yo me decanto por las guías de viajes infantiles. ¡Claro que no serán la única lectura! Vamos por edades:

Libros para el verano de los más pequeños 3-6 años

La colección “¿Te cuento un secreto?” es, al mismo tiempo que una colección de cuentos, una colección de secretos. Cada noche un padre le cuenta un secreto a su hija. Se trata siempre de una anécdota de la infancia del padre, algún hecho curioso que permite conectar a las dos generaciones, al adulto y a la niña, y que sirven para demostrar que las cosas no siempre son como parecen a primera vista. €8.55 en Amazon 

Libros niños verano

Libros para primeros lectores, de 6 a 8 años

Desde mi punto de vista esta es la edad más complicada. Ya quieren leer solos pero tampoco pueden hacerlo con cualquier libro . A mi me funcionan muy bien los comics con mi hija de 7 años. Porque sí, leer cómics es leer. Y eso no debería dudarlo nadie. Los hay muchos, para gustos los colores. Mi Ratita es fan de DC Super Hero Girls €9.45 en Amazon

libros, verano, 6-8 años

¿Qué leerán los de 9-12 años en verano?

Como ya os he mencionado antes, yo me decanto este verano por las guías de viaje infantiles. He visto colecciones preciosas y creo que pueden ser la lectura perfecta para este verano. Nuestros hijos necesitan descansar del cole y obligaciones y leer mucho, mucho creo que no va a ser. Pero hacerles soñar con lugares donde quieren ir, estudiarlos antes, conocer detalles de ciudades como Barcelona, Berlin, Roma o París… ¡Incluso puede que empiecen a ahorrar para ese viaje! Nunca se sabe. 

La nueva colección para niños de Lonely Planet es un conjunto de relatos curiosos y hechos fascinantes de la gente, los lugares, la historia y la cultura de las ciudades más apasionantes del planeta. Ilustrado con fotografías y dibujos, su formato es muy práctico y se convertirá en un acompañante imprescindible en los viajes. Precio: € 9,95.

lectura verano 8-12 años

Ya sabéis que soy muy fan de la lectura pero sin agobios, por favor. Los libros de los que os he hablado hoy son colecciones de varios libros. Si vuestros hijos se leen varios o la colección entera ¡ya van bien servidos! Y también podéis echar un vistazo a las recomendaciones del verano pasado si os quedáis cortos con estas. El primer post recoge libros de hasta 7 años y el segundo a partir de 8 años. Que por libros no sea. ¡Feliz verano queridos lectores!


Salimos

Alloz es la playa de Navarra

22 junio, 2017 • Por

¿Cómo que Navarra no tiene playa? ¡Eso es que no conocéis el pantano de Alloz!

La playa de Navarra

Aguas color turquesa, arena, sombrillas, deportes de vela, ¿eso no es playa? Bueno, le faltan las olas y las subidas y bajadas de marea. Pero por lo demás, es la playa de Navarra.

¡Todo un descubrimiento! Y a poco más de una hora de Tudela. La entrada más accesible al pantano está en el municipio de Lerate. Para llegar, lo mejor es ir a Tafalla, por autopista o carretera, y luego coger la NA-132 dirección Estella hasta Legardeta, donde cogemos la A-10 dirección Pamplona (sin pagar) y tomar la salida 34 hacia Valle de Yerri.

Playa de Navarra

Podéis encontrar un rinconcito tranquilo para leer y/o practicar deportes de agua

En Lerate seguís las indicaciones y llegaréis a un parking de acceso al pantano en el que hay que pagar 2,5 € (del 6 de junio al 6 de septiembre). No es mucho si vuestra intención es pasar todo el día. Y pedid bolsas de basura para llevaros los desperdicios que generéis, dejando la zona limpia.

Desde el parking accedéis a una zona de césped que va a dar a la “playa” con sombrillas como la de la foto destacada de este post. Hacia la izquierda podéis buscar refugio bajo uno de los árboles. Y hacia la derecha vais a la zona de la pasarela y de la “isla”. Sí, además de playa, hay hasta una isla 🙂 

La playa de Navarra

Un buen invento para tener la sombra asegurada son las carpas para la playa. Así seréis los reyes del pantano.

Y no olvidéis llevar alguna colchoneta de forma molona, de esas que tanto se llevan este año.

Los que llevan mucho tiempo disfrutando del pantano se quejan de que se ha masificado pero a mí no me dio esa sensación, y fuimos un domingo de mucho calor.

La playa de Navarra

¡Una auténtica playa! (en Navarra)

Y normalmente corre cierto viento (de ahí que sea ideal para practicar surf ) así que aunque las temperaturas suban la sensación es muy agradable. Un oasis para los de La Ribera, acostumbrados a temperaturas de más de 35º.

La playa de Navarra

¡Qué tranquilidad!

Para comer tenéis el camping de Aritzaleku, justo encima del pantano. Se accede por unas escaleras. El menú de fin de semana cuesta 17 € y está bastante bien. Para los niños tienen un menú de 8 € (macarrones, nuggets, patatas fritas) que incluye un helado de postre.

Sólo os queda decidir cuándo ir y disfrutar de este enclave tan chulo que tenemos en Navarra.


Lunes en positivo

Lunes en positivo. Calor, mucho calor

19 junio, 2017 • Por

Después de un fin de semana de casa rural por Tierras de Iranzu con amigos, vengo cargada de energía y sobre todo de buenos planes para hacer en familia que os contaré más adelante. Ahora voy con varias cosicas veraniegas porque ¡esta semana comienza el verano! (aunque por el calor que estamos pasando por la Ribera parece que llevamos ya quince días):

1.- Lo que más me gusta del verano es pasar tiempo en familia, pero ¡de vacaciones! Y la idea de El Bosque Encantado me chifla.

2.- Y si nuestros hijos van de campamentos no nos vendrá mal una pequeña guía para preparar su mochila. Ideal que ellos ayuden, por supuesto.

3.- ¿Qué es lo que más apetece comer en verano? ¡Polos, claros que sí! Y mucho mejor si son polos sanos y naturales como estos. Me lo apunto para mi próxima visita a Madrid.

4.- Y calmar la sed con estas bebidas refrescantes. ¡Ojo, algunas son solo para adultos!

5.- Desde que la vi, sueño con esta piscina de Jumeirah Por Sóller en Mallorca. Quizá una escapada romántica … 😉

Resultado de imagen de Jumeirah Port Sóller, Mallorca


Lunes en positivo

Lunes en Positivo. Pensando en verano

15 mayo, 2017 • Por

Es inevitable hacer planes a corto, medio o largo plazo. Y es inevitable pensar en el verano, ¡que no queda nada! Los que tenemos hijos en edad escolar llevamos un calendario que empieza el 8 de septiembre y acaba el 20 de junio. Así que hay que organizarse, por lo que hoy es el Lunes ideal para ello… Verano=Positivo

  1. De este verano no pasa: voy a aprender a suppear. ¿Quién se viene conmigo?
  2. ¿Que opináis de un campamento familiar para estas vacaciones? Y con posibilidad de aprender inglés, todos.
  3. Este chisme me lo compro sí o sí
  4. Lo siento, pero hay “modas de verano” que no puedo compartir… ¡Ayyyy, que cosa más fea (y pegajosa)!
  5. Esta sesión musical me pone en modo verano total (ábrelo en el ordenador y dale al play)


Hacemos planes

Las mejores piscinas de la zona están en Viana

3 agosto, 2016 • Por

Bueno, no sé si las Piscinas de Viana serán las mejores pero sí unas de las mejores piscinas municipales de toda Navarra. ¡Vaya nivel!

Se encuentran situadas a las afueras de Viana dentro del Complejo Deportivo Príncipe de Viana, que además cuenta con balneario, zona termal, pistas de atletismo, campo de fútbol…

La distancia de Tudela a Viana son 97 km que podemos hacer por autopista (en la AP-68 dentro del tramo Alfaro-Haro hay descuentos del 50% en los viajes en los que la ida y la vuelta se produzcan en 24 horas). No es mucho para hacer una excursión en el día.

Las piscinas

Planes familiares Navarra

Los precios de las entradas son:

  • de lunes a sábado: adultos 6€ y niños 5€
  • domingos: adultos 7€ y niños 6€

La piscina principal se encuentra dividida en cuatro zonas comunicadas. En una de estas zonas hay varios toboganes; en otra de ellas hay una piscina de burbujas (hablamos siempre de agua fría) y en otra, una cascada. Y a parte, hay una piscina para los más pequeños con un paraguas gigante por el que no deja de caer agua.

¡Qué os voy a contar de la zona de toboganes! ¡Genial! Abiertos de todos los días de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 y vigilados por 2 personas. Pura diversión. Es empezar a tirarte y no querer parar. Y como hay varios no se forman colas excesivas. Nosotros fuimos un domingo, que es el día de la semana con más afluencia, y no había que esperar demasiado tiempo para tirarte por los toboganes. Cuando vayáis no vais a poder iros antes de que cierren los toboganes, los niños no van a dejar de tirarse una y otra vez. Y seguro que los mayores también os animáis.

Pero las piscinas de Viana no sólo están guays por los toboganes. Cuentan con una explanada de césped impresionante, con  árboles que dan sombra para todos. Hay mesas para poder hacer picnic (no demasiadas, eso es cierto) y hay un servicio de alquiler de tumbonas por el módico precio de 2€ de los que 1€ es la fianza que te devuelven al llevar a su sitio la tumbona.Planes familiares Navarra

¿Dónde comemos?

Para el tema de la comida tenemos dos opciones:

  • Llevarnos la nevera y hacer un picnic en el césped o en las mesas que hay a nuestra disposición. Con las recetas que os proponemos en nuestra sección “Comemos” esto no supone ningún problema.
  • Utilizar la cafetería de las piscinas, en la que podremos comer raciones, pizzas, platos combinados, hamburguesas y bocadillos. Nosotros nos decantamos por esta última opción porque lo pensamos tarde y la verdad es que a pesar de la de gente que había, nos atendieron de maravilla. Os recomiendo reservar sobre todo si vais en domingo.
    Planes familiares Navarra

    Zona exterior de la cafetería

Nos fuimos con mucha envidia (no sé si sana o no). Viana, un pueblo de unos 4.000 habitantes, cuenta con unas piscinas que le dan mil vueltas a las que tenemos en Tudela …

Y si no queréis pasar todo el día en la piscina os recuerdo que los domingos por la mañana se puede visitar la Viana subterránea.

¿Las apuntáis para una excursión este agosto?


Hacemos planes

15 actividades para hacer con tus hijos este verano

29 junio, 2016 • Por

El verano ya está aquí y ha llegado para quedarse. Eso significa que nuestros hijos tienen todo el tiempo del mundo para jugar y disfrutar. Y aunque nosotros todavía no estemos de vacaciones debemos intentar que nuestros ratos con ellos sean como-si-estuviéramos-de-vacaciones. Ellos se merecen este descanso de cole, de extraescolares, de horarios, de un no parar de un lado a otro y se merecen que dediquemos nuestro tiempo a disfrutarlo con ellos. ¡Y nosotros también nos lo merecemos!

Os voy a dar unas cuantas ideas para que vuestro verano sea recordado durante el invierno:

1.Ver un amanecer. Sí, ya sé que en verano no apetece madrugar, que queremos quedarnos en la cama “hasta romperla” pero por un día … merecerá la pena seguro. Levantarse prontito, ir a algún lugar especial y ver amanecer en familia. Y luego ya que estamos nos vamos a desayunar todos juntos (vaaale, también puede ser un atardecer en un lugar mágico).

Planes de verano con niños

¡Me habéis pillado! … Es un atardecer

2. Hacer un picnic. Puede ser el desayuno del apartado anterior, una comida en el campo o en la piscina, una merienda-cena. Si elegimos esta última deberemos ir preparados de anti-mosquitos. ¡Que no falte el mantel de cuadros y la cesta de mimbre!

3. Una actividad solidaria. Ya sabéis que nuestros hijos aprenden de lo que nosotros hacemos. Así que si queremos que sean solidarios, tenemos que practicarlo con ellos. Que nos vean en una actividad solidaria: ayudando en un banco de alimentos, en un turno de comidas de Villa Javier, … Seguro que se nos ocurren muchas cosas en las que podemos ayudar acompañados de nuestros hijos.

4. Ver las estrellas. Y no valen las que se ven todas las noches desde nuestros pueblos y ciudades ¡no! No tenemos que alejar e ir a a algún lugar con poca contaminación lumínica, tumbarnos y observarlas. Y si nos lo curramos con antelación, seguro que quedarán encantados con nuestras explicaciones sobre estrellas y constelaciones. Tenemos alguna aplicación para móvil que nos puede ayudar.

planes niños tudela

5. Hacer una acampada. Pero una acampada de verdad, en tienda de campaña, con sacos de dormir. Y no hace falta irse a la montaña para eso. Puede ser en el jardín de casa, en el huerto del abuelo, …

6. Dar un paseo nocturno para buscar luciérnagas. ¿Hace cuánto no veis una luciérnaga? Yo hacía mucho que no veía una hasta que hace unos años en nuestras vacaciones en Asturias, en uno de esos paseos nocturnos encontramos un montón. ¡Y cuánto me recordó a mi niñez! En esta página nos podemos documentar muy bien sobre las luciérnagas. En ella me he enterado porqué ya no vemos tantos de estos bichitos actualmente…

7. Una cena en la calle con vecinos. Otra cosa que me recuerda a mi niñez. Casi todas las noches del verano bajábamos a cenar con los vecinos. Unas mesas plegables y cada familia (con hijos o sin ellos) bajaba algo de cena. Seguro que alguno de nuestros vecinos estarían encantados (otros no tanto).

8. Coger moras. A finales de agosto-principios de septiembre, es ya toda una tradición en mi familia ir a coger moras. Es otra de las cosas que yo siempre hacía de niña, y me sigue gustando. Y además ¡vaya mermelada de moras rica, rica que hacemos luego! Pero eso sí, no os voy a decir nuestros “sitios secretos”.Planes familiares verano

9. Ver una exposición. No hace falta ver un museo entero, sólo una pequeña parte, la que nos pueda parecer más interesante para ellos. Pueden ser cuadros, esculturas, juguetes, moda. Y aquí también mejor si nos lo curramos antes, y les vamos explicando de forma divertida la exposición. En nuestro blog te hemos propuesto alguna

10. Recoger fruta y/o verdura. El verano es la estación de la fruta. Se recogen las cerezas, las manzanas, las peras, los melocotones, los tomates, los pimientos. Será divertido ir con nuestros hijos al campo para que valoren el esfuerzo de los agricultores y para que se coman la fruta y la verdura mucho más a gusto. ¡Qué buena sabe la fruta recién cogida!

11. Meter los pies descalzos en un río para sentir las piedras redondas. Es un masaje de lo más relajante que despierta muchas sensaciones. Si vamos de vacaciones a la montaña sentiremos también un agua muy fresquita.

Planes familiares verano

12.Buscar tesoros, en la ciudad, en la montaña, en el pueblo. Hay tesoros escondidos por todas partes. Y no digas que no te contamos como encontrarlos…

13. Hacer helados caseros. Mmmmmm, qué ricos están los helados. A nosotros nos gustan en cualquier época del año pero en verano todavía más. ¡Y que mejor que hacerlos en casa! Mi compañera Anabel ya está tardando en poner una receta de algún helado en nuestra sección “Comemos”.

14. Leer un libro nuevo, al menos, cada mes. Nosotras os lo ponemos fácil y barato.

15. Probar un nuevo deporte. El verano es la estación que invita a estar en la calle, en la piscina, en la playa. Podemos probar a jugar en familia a las palas, al voley-playa, la marcha nórdica…

Si te gusta nuestro listado puedes descargártelo e imprimirlo pulsando en la imagen.