Smclce por el mundo

Nos perdemos por… Houston

8 Marzo, 2017 • Por

Hoy mi amiga Sara nos lleva a Houston. ¿Sabéis quién es Sara? Pondría la mano en el fuego a que la mayoría de nuestros lectores tudelanos y riberos la conocéis. Tudelana de pura cepa, esposa y madre de dos hijos y muy querida por todos los que la conocen. Después de compartir conmigo momentos en los embarazos y primeros años de nuestros hijos, me dio pena que se fuera pero también la anime mucho a dar el paso.

Hace cuatro años ya que viven en Estados Unidos y se han adaptado mucho mejor de lo que ella creía. Hoy Sara nos cuenta su experiencia de expatriada:

Houston es una ciudad de 5 millones de personas con muchas cosas para hacer y ver, pero no es la típica ciudad turística, como podría ser New York.

Seguro que lo primero que se te pasa por la cabeza cuando oyes Houston es la frase “Houston, tenemos un problema” , aunque realmente lo que pronunció Jim Lovell, comandante del Apolo 13 fue “Houston hemos tenido un problema”. Así que no puedes venir a Houston y no ir a visitar el Johnson Space Center de la NASA.

1. Tu lugar favorito en Houston para ir con niños ( a partir de 6 años)

Nos perdemos por Houston

The Children’s Museum o Museo de los niños, tiene exhibiciones interactivas diseñadas sólo para niños. Exhibiciones relacionadas con las ciencias, la ecología y medio ambiente, actividades de programación de robots, talleres de inventores e invención creativa, para participar con el personal del museo o de manera independiente.

Nos perdemos por Houston

Hay una zona llamada Kidtropolis, que es como una mini ciudad de EE.UU. en la que los niños interactúan como si fuera la vida real: tienen que ir al banco y conseguir una tarjeta de crédito con la que comprar en las tiendas y restaurantes de esa mini ciudad; pueden llegar a ser el alcalde de la ciudad y ver cómo funcionan los organismos de gobierno de una ciudad; pueden ser policías, médicos, presentadores de televisión…

La verdad es que a los niños les encanta este museo, lo mejor de todo, es que lo pueden tocar absolutamente todo y nadie les va a poner caras raras.

2. Un café/restaurante/local para ir con niños

Nos perdemos por Houston

Un restaurante con comida típica texana que nos gusta es Dekker’s Mesquite Grill. Puedes disfrutar de carne de muy buena calidad cenando en la terraza del restaurante mientras escuchas música country en directo. Además, tienen una zona de juegos para niños, con lo cual, puedes disfrutar de la sobremesa escuchando música mientras los niños están jugando.

3. Una librería

Nos perdemos por Houston

Me encanta leer, incluso lo que empezó como un grupo de 3 amigas con pasión por la lectura lo hemos convertido en un club de lectura en español con personas de distintas nacionalidades en el que nos reunimos una vez al mes a comentar el libro seleccionado. Con lo cual, al menos una vez al mes compro un libro de lectura (aunque normalmente es más de uno). Cuando no tengo una idea establecida de lo que quiero leer, voy a una de estas dos librerías, Books a million (por cercanía) o Barnes&Noble  (sobre todo si quiero encontrar  lectura en español). ¡A los niños les encantan estas librerías!

4. Un parque/zona al aire libre para disfrutar en familia

Nos perdemos por Houston

La climatología de Houston hace que durante todo el año puedas disfrutar de la cantidad de parques que hay alrededor de la ciudad. Un parque que descubrimos hace relativamente poco y que nos encantó a toda la familia es Brazos Bend State Park.  Es una zona pantanosa con decenas de kilómetros de senderos para dar paseos en bicicleta o caminando, merenderos para hacer picnics, zonas de acampada y zonas habilitadas para avistamiento de aves y alligators (es una especie de cocodrilo de la zona). Aunque realmente puedes ir andando por los senderos ¡y encontrártelos ahí en medio! Hay un centro de naturaleza en el que los niños pueden aprender sobre los diferentes ecosistemas que tiene el parque y sobre la fauna y flora del mismo, además de interactuar con crías de alligators. Y, si además eres un amante de la astronomía, en el mismo parque está el observatorio George.

5. Una tienda chula (en la que entrar con niños no sea motivo de miradas asesinas)

¡Qué difícil es elegir cuando hay tanta variedad! Uno de los entretenimientos de los americanos los fines de semana es pasar el día al mall o centro comercial. Hay mucho, pero si preguntas a mi hijo, te dirá que su tienda favorita es la tienda de Lego o la tienda Apple. En ambas pueden entrar los niños y toquitearlo todo sin que les digan nada.

Y si le preguntas a mi hija por una tienda seguro que te contestará American Girl. En EE.UU. las niñas tienen locura por estas muñecas, ¡es todo un mundo! Cuando llegamos aquí, me prometí que nunca compraría una de esas muñecas (se parecen a nuestras Nancy), pero conforme Sara fue creciendo fue inevitable. Venden las muñecas y todos los accesorios imaginables, tanto para las muñecas como para la niñas (por ejemplo hay ropa idéntica para ambas). Tienen restaurante para que vayas a comer con tu muñeca (tiene vajilla y asientos especiales para ellas) y peluquerías para las muñecas. Sí, seguro que estáis pensando que están o estamos locos (eso pensaba yo cuando llegué aquí), pero mi hija se pasaría horas muertas allí.

6. Un plan de un día en tu ciudad

Puedes comenzar la mañana dando un paseo en un bus turístico . Hay tours guiados de unos 90 minutos de duración, con los que podrás ver Downtown City Lights, Memorial, Buffalo Bayou, Distrito de los Museos, Historic Texas Avenue, Downtown City Hall, Tranquility Park, Chase Tower, Market Square, Stadiums, Discovery Green Park, Texas Medical Center, Rice University y muchas más cosas con las que te podrás hacer una idea de la ciudad de Houston.

¿Quieres leer todas nuestras propuestas?
Suscríbete y no te pierdas ninguno de los planes que te proponemos

Solo utilizaremos tus datos para enviarte nuestras actualizaciones, ¡prometido!