En verano la conciliación de las vacaciones de los peques (2 meses y medio) con las de los adultos (1 mes si hay suerte) se hace extremadamente difícil. Además de los campamentos de verano o la casa del pueblo con los abuelos o tíos, una buena opción es traer un/a au pair. Y así mataremos dos pájaros de un tiro (incluso más): nuestros niños estarán cuidados y atendidos y además aprenderán o mejorarán un idioma extranjero.

Os contamos como es la experiencia de tener una au pair los meses de verano.

Habla la familia

La familia de Nuria lleva varios años trayendo au pair en verano. Así que hemos querido que nos cuente su experiencia:

– ¿Cómo os decidisteis a traer una au pair en verano?

Este es el sexto año que tenemos una au pair y además de conciliación (que hay otras formas) lo que queríamos es que nuestros hijos cogieran soltura con el inglés. Los dos van a un colegio bilingüe y lo cierto es que tienen bastante buen nivel de inglés en cuanto a vocabulario y escritura, pero hablar otro idioma siempre cuesta por falta de costumbre, vergüenza. Pensamos que con una au pair que hablara inglés, cogerían mucha soltura y desparpajo.

– ¿Dónde buscáis la au pair?

Preguntamos a varias familias del colegio que ya habían traído alguna au pair y nos recomendaron la página www.aupairworld.com. Te registras como familia y pones tus preferencias sobre el/la au pair (nosotros preferimos que sea chica). Desde la web te van mandando por e-mail aquellos candidatos a ser au pair que se ajustan a lo que has solicitado. Cuando ya quieres ponerte en contacto con uno de ellos es cuando hay que pagar. Hay varias tarifas dependiendo del tiempo que quieras seguir buscando. Yo estimo que son necesarios unos dos meses.

– ¿Cómo eliges la au pair?

Una vez que la web te manda los datos de los perfiles que cumplen tus requisitos, empieza ya la intuición personal. A mí me gusta hablar por Skype con ellos porque es ahí donde intuyo mejor cómo pueden ser. Y a la vez también veo si su nivel de inglés es adecuado para lo que buscamos. Con la edad de nuestros hijos (8 y 11 años) que tengan experiencia en cuidado de niños no lo vemos primordial.

– ¿Qué le pedís a la au pair?

En la web puedes poner si quieres que además de cuidar a los niños necesitas que haga alguna tarea más del hogar. Pero nosotros lo que solicitamos es que la comunicación con los niños sea siempre en inglés. Y que esté con ellos las mañanas de lunes a viernes, lo que incluye desayuno, ocio y comida, pero no tiene que cocinar.

Lo principal para nosotros es que se implique mucho con los niños, que hable, que juegue, que haga actividades con ellos. Porque es así como se sueltan a hablar inglés.

– ¿Cómo es la convivencia familiar con “un extraño” en casa?

Se pierde intimidad, desde luego, pero lo notas más al principio. Luego, dependiendo del carácter de la au pair, todos nos vamos acostumbrando. Lo que más me preocupa a mí todos los años es el tema de las comidas.

En casa cocino yo y siempre tienen alguna “rareza”, principalmente con el tema carne: o son vegetarianas, o no comen carnes rojas. Les cuesta mucho que en el plato se vea que es un animal. Y eso que hemos tenido bastante suerte y por ahora todas han querido probar cosas nuevas y normalmente les han gustado.

– ¿Cuánto cuesta una au pair dos meses de verano?

¡Uy! No hemos echo cuentas de eso. En la web está establecido un dinero de bolsillo que le damos semanalmente para sus gastos. Y el resto lo pagamos todo nosotros, como si fuera una hija más: pinchopote, turismo de fin de semana, bono de la piscina. El viaje se lo pagan ellos.

– Un balance general.

Positivo, muy positivo. Por algo llevamos 6 años. Además de la soltura con el idioma, a los niños les abre la mente convivir con alguien de “otra cultura”. Por ejemplo, les extraña mucho que los dejemos solos por la calle.

Aunque con la edad del mayor, probablemente el próximo verano será el último.

Habla la au pair (Alice)

– ¿Es tu primer año como au pair?

Sí, este es mi primer año.

– ¿Por qué has decidido ser au pair?

Porque quería tener alguna experiencia con el cuidado de niños y porque quería viajar.

– ¿Por qué elegiste España?

Mi mejor amiga en Inglaterra es española, de Madrid. Y siempre me ha hablado genial de España, me ha enseñado algo de la cocina española, me ha hablado de lo divertido que es, de la amabilidad de la gente, del buen tiempo. Así que tenía ganas de conocerlo. Además estuve con ella en Madrid 3 días en abril y me encantó.

– Pero Tudela es muy diferente a Madrid, ¿no te ha decepcionado?

No, para nada, todo lo contrario. Tudela es perfecta: no es tan grande como una ciudad ni tan pequeña como un pueblo, se puede ir andando a todos los sitios, está muy bien situada para visitar otras ciudades, para ir a la playa, a la montaña. Me encanta Tudela

– Y, ¿qué opinas de la gente de Tudela?

Nuria y Juan Antonio me han hecho sentir como en casa desde el principio. Todo el mundo aquí es muy amable. Sois muy abiertos, todos intentáis hablar conmigo.

– ¿Cuál es tu “trabajo” con los niños?

Les preparo el desayuno y desayunamos los 3 juntos. Después un poco de tareas: lectura en inglés (en voz alta para corregirles la pronunciación) y algún dictado. Luego voy con ellos a la piscina. Comemos en casa (yo sólo caliento la comida que el día anterior han hecho Nuria y Juan Antonio). Y después de comer jugamos a juegos en inglés

– ¿Qué haces en tu tiempo libre, las tardes y fines de semana?

Voy a la piscina con otras au pair. Vamos de compras, a tomar algo. En España es mucho más barato salir de bares que en Inglaterra. También he ido a coger moras, me voy en bici a la Mejana, leo mucho y dibujo. Los fines de semana hago excursiones con la familia. Por ahora hemos visitado Pamplona y San Sebastián y las dos ciudades me han encantado.

– ¿Cómo valoras tu experiencia como au pair en Tudela?

¡Está siendo genial! Lo voy a recordar siempre. Antes de venir me daba un poco de miedo la experiencia de viajar sola, pasar tanto tiempo fuera de mi casa, pero todo está siendo perfecto.

– Y ¿la comida?

¡Me gusta todo! Sobre todo la tortilla de patata, el gazpacho, los higos. Coméis muy bien, coméis de todo: fruta y verdura, carne, pescado.

– ¿Tienes pensado volver a ejercer de au pair?

No, el próximo año quiero viajar a Norteamérica en verano pero a un campamento con niños, no como au pair.

– ¿Qué es lo que más te ha gustado de Tudela y también lo que menos?

Las fiestas me han encantado :-). Y lo que menos…¡el pan! O_O

Espero que con esta experiencia sepáis un poco más de las au pair. Por mi parte dar las gracias a Nuria y sus hijos, a Alice y a Susana por ejercer de traductora.

¿O animáis a tener un au pair?

1 COMENTARIO

  1. Nosotros tuvimos a Sara durante todo un curso escolar y la experiencia fue muy buena!! Creo que todas las familias, si tienen posibilidad y espacio (una habitación para ella) deberían probarlo…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here